El nuevo Chevrolet Camaro en Auto Palas

noviembre 15, 2011 in noticias

Martín Moya, gerente de Auto Palas, tomó en esta ocasión el micrófono con más entusiasmo al que nos tiene acostumbrado, algo ya de por sí complicado debido a la pasión que pone en sus presentaciones cada vez que convoca a los medios de comunicación, y es que motivos no le faltan a la vista del vehículo que ocultaba a sus espaldas. El nuevo Chevrolet Camaro en tan sólo unos días en la exposición ha revitalizado el tráfico de clientes por la nueva Auto Palas.

Tras una década de ausencia, el nuevo Chevrolet Camaro ha regresado a Europa con un diseño moderno y actual. Auto Palas, concesionario oficial Chevrolet en Cantabria, es uno de los 18 concesionarios nacionales elegidos que comercializarán este deportivo. Las prestaciones del Camaro son tan espectaculares como su diseño: la transmisión manual se acopla con un espléndido motor LS3 V8 de 432 cv y 6.2 litros que produce 569 Nm de par motor a 4.600 rpm, lo que se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, en el caso del coupe, y de 5,4 segundos en el del convertible. La transmisión automática, por su parte, va acoplada a un motor L99 V8 de 405 cv y 6.2 L que genera 556 Nm a 4,300 rpm. El coupe automático alcanza los 100 km/h en 5,4 segundos, 0,2 segundos menos que el convertible. La velocidad punta del Camaro es también espectacular, ya que alcanza los 250 km/h.

Un auténtico muscle car. El frontal en forma de V está flanqueado por faros delanteros de descarga de alta intensidad con brillantes anillos encastrados iluminados por luces diurnas LED Xenon, que imitan un par de ojos de mirada intensa y dan al Camaro un aspecto amenazante. La pajarita dorada de Chevrolet adorna, orgullosa, la parte delantera del vehículo y hace que dirijamos la mirada hacia el capó con su abultado power dome, que le confiere una dinámica sensación de movimiento aún cuando está parado.

La parte trasera es exclusiva de los modelos europeos del Camaro. Los elementos de los faros traseros gemelos son un reflejo de la apariencia única de la parte delantera del coche. El diseño de la parte trasera se remata con un tubo de escape con grandes salidas cromadas de forma redondeada, similares a las empleadas en el Corvette Z06.

Sencillez y refinamiento. El interior conjuga la sencillez y el refinamiento con detalles modernos en los controles, los interruptores, el panel de instrumentos y la luz ambiente. El diseño integrado de la columna central combina los controles fácilmente accesibles del sistema de sonido y el climatizador, que conforman una sola pieza de electrónica moderna con diales de tamaño mayor de lo normal – adornados con cromados – para estar a tono con el carácter que imprime la marca.

La iluminación ambiental azul hielo, propia de Chevrolet, traspasa las puertas del vehículo. Y ese mismo tono azulado resalta el velocímetro en la parte izquierda y el contador de revoluciones en la derecha, así como el resto de información que se despliega entre ambos. También existe la opción de iluminación ambiental naranja en la versión “Inferno Orange”.

El conjunto de cuatro indicadores del panel de instrumentos situado delante de la palanca de cambios evoca el legendario Camaro de 1969, pero incluyendo una moderna retroiluminación por LED. Comprende indicadores de la temperatura y la presión del aceite, de la transmisión, de la temperatura de los fluidos y del voltaje de la batería. Los asientos tienen un contorno deportivo y hombros acanalados adaptables que acentúan las costuras.

Avanzada tecnológica. Un amplio Centro de Información para el Conductor (DIC) proporciona toda la información necesaria en carretera. El Camaro es el único vehículo de su clase que ofrece de serie un sistema de retro-proyección de datos (Head Up Display, HUD) que muestra en el parabrisas información esencial, como la velocidad e información del equipo de audio, de modo que el conductor no tenga que desviar en ningún momento la mirada del camino. También trae de serie sensor ultrasónico de aparcamiento marcha atrás con cámara y seis airbags, además de anclajes ISOFIX para los fans más pequeños de los coches deportivos.

El Camaro ofrece a los buenos aficionados a la música un sistema de sonido Boston Acoustics de gama alta con nueve altavoces. El paquete también incluye puertos USB para dispositivos personales y conectividad Bluetooth.

Sistema Active Fuel Management. Aunque el ahorro de combustible no suele destacar en la lista de prioridades del propietario de un Camaro, el sistema Active Fuel Management del motor L99 cierra automáticamente cuatro de los ocho cilindros cuando se conduce en condiciones de poca exigencia, lo que permite disminuir el consumo de gasolina y redunda en un ahorro de hasta un 7,5 por ciento.

Los modelos Camaro de transmisión manual, como la que disponen en Auto Palas, presentan unos datos combinados de consumo de 14,1 L/100 km. Las versiones automáticas muestran unas cifras aun mejores, con un consumo combinado de 13,1 L/100 km.